Un homenaje y un llamado a frenar el ajuste
Acto en la CGT por el 72 aniversario del 17 de octubre de 1945
Acto en la CGT por el 72 aniversario del 17 de octubre de 1945
Un homenaje y un llamado a frenar el ajuste
Por Felipe Yapur
La central sindical inauguró en su sede de la calle Azopardo dos murales de Daniel Santoro que representan “la construcción de un sueño que continúa”. Schmid, Daer y el artista plástico convocaron a votar en defensa de los derechos de los trabajadores.

Los murales realizados por Daniel Santoro y su hijo están en el Salón Felipe Vallese de la CGT.



El aniversario 72 del 17 de octubre de 1945 fue recordado por la CGT con un acto circunscripto al histórico salón Felipe Vallese. Allí, la conducción de la central obrera inauguró unos murales que realizó el artista plástico Daniel Santoro y que representan “la construcción de un sueño que continúa”. Tanto el autor de la obra como los triunviros Héctor Daer y Juan Carlos Schmid reconocieron que el peronismo vive horas complejas en cuanto a la necesidad de recuperar la unidad pero, también coincidieron (con matices) en convocar a votar el próximo domingo en contra de los que quieren terminar con los derechos de los trabajadores.
En un salón atestado, Santoro describió detalladamente los aspectos de la obra que realizó junto a su hijo Federico. Se trata de dos grandes paneles que juntos tienen 17 metros de largo y 50 metros cuadrados en total. Todo el trabajo fue realizado en acrílico neo temple sobre madera y muestra el nacimiento del peronismo y sus conquistas, el golpe de 1955, la resistencia peronista, el retorno de Juan Domingo Perón, la dictadura de 1976 y finaliza con la imagen de una madre de Plaza de Mayo y la consigna que lideró Saúl Ubaldini, “Paz, Pan y Trabajo”, a comienzos de la democracia.
Santoro finalizó su discurso con una advertencia y un pedido. Por un lado reconoció la existencia de “odios y diferencias” dentro del peronismo pero que ante la inminencia de las elecciones legislativas les dijo: “Ojo con lo que votan. No hay que respaldar al que nos va a someter infinitamente”. Los participantes comprendieron, todos aplaudieron y algunos gritaron “Macri gato”.
Los dos triunviros presentes, Carlos Acuña estuvo ausente, aplaudieron junto a un grupo de integrantes del Consejo Directivo. Luego habló Daer quien reivindicó la historia del peronismo y recordó que en la actual coyuntura al sindicalismo lo presionan porque “si no cambia sus derechos por la nada, no tendrá destino”.
En sintonía con lo que había dicho Santoro, el titular de los trabajadores de la Sanidad dijo que “el peronismo es lo que necesitan los trabajadores que no votarán el domingo en contra de sus principios y sus propios intereses”. Si bien se cuidó de no identificar a quién deberían acompañar, la frase fue bastante similar a la que dijo cuando promovió el voto a Unidad Ciudadana.
El último en hablar fue Schmid.
El titular de Dragado y Balizamiento no fue tan directo como Daer y Santoro pero encaminó su discurso hacia un voto en defensa de los derechos de los trabajadores sin poder disimular que todavía le cuesta superar sus diferencias con el kirchnerismo.
En principio afirmó que el pueblo necesita “una síntesis superadora que acabe con la etapa de los desencuentros para enfocar las energías en las grandes soluciones que requiere la Argentina”. Luego reconoció que aun pensando diferente, “es preciso dialogar, coincidir y compartir el destino y la suerte del país de todos” y convocó al peronismo, superados los comicios del domingo, a encontrar “esa síntesis para dejar atrás la irritación y el agravio y saber que nada se construye desde la arrogancia sino desde la humildad”.